8 de jul. 2012

Taller de Edición Gráfica para Fotógrafos


Muchos fotógrafos que vienen a verme a la redacción del Descobrir me cuentan que lo que más les cuesta de su trabajo (además de publicarlo y cobrarlo, claro ;) es seleccionar y ordenar sus fotos para construir un discurso visual potente y efectivo. Otros tienen el problema de que cuando se ponen a editar se dan cuenta de que les falta la foto que hubiera hecho que el reportaje quedara redondo.

Si queremos que nuestras imágenes cuenten de forma efectiva una historia, capturando la atención de los espectadores, deberemos saber seleccionarlas y ordenarlas. Alternar las previsibles con las imaginativas, los planos abiertos con los cerrados, los encuadres verticales con los horizontales... Si lo hacemos bien, podremos comunicar mucho mejor nuestro mensaje, ya sea un reportaje que queremos ver publicado, un fotolibro o un álbum en una red social.

El fin de semana del 20 al 22 de julio daré un Taller de Edición Gráfica para Fotógrafos cerca de Madrid en el que explicaré qué fotografías debemos hacer para lograr un buen trabajo fotográfico a partir de una idea o un encargo. También mostraré cómo se consigue que una serie de imágenes sueltas de un aspecto de la realidad se conviertan en un discurso visual efectivo y estético. Para ello, trabajaremos la edición gráfica de un reportaje que cada participante producirá en el mismo taller, comentaremos los trabajos, los editaremos y enseñaremos a mejorarlos.

Además de pasar un fin de semana juntos, podréis preguntarme todo aquello que siempre quisisteis preguntar a un editor gráfico y nunca pudisteis. Será un placer atenderos.

10 de juny 2012

'Universo', la nueva página en Facebook de APOD (Astronomy Picture of the Day), o cómo unir trabajo y afición

Un terceto de sagitario. Foto: Martin Pugh

El mundo de los hobbys es uno de los más curiosos y variopintos. Hay gente para todo: personas que en su tiempo de ocio encuentran el placer restaurando autobuses antiguos, adiestrando perros para rescatar personas sepultadas bajo unos escombros o fotografiando lagartijas, por poner tres ejemplos que conozco de cerca. Aunque yo no tengo mucho tiempo libre, confieso que también tengo una pasión oculta: averiguar qué ocurre en el cielo, tratando de responder a la pregunta ¿qué hay allá afuera en el espacio?

Mi afición viene de lejos. Ya de pequeña pasé muchas tardes llenando cuadernos con notas y dibujos de planetas, galaxias, constelaciones, estrellas, cometas y todo aquello que encontraba en la enciclopedia Espasa que el padre de mi vecina tenía en su despacho. En mi infantil ingenuidad soñaba que era astrofísica y que escribía un libro sobre el universo. Durante mi adolescencia, disfrutaba enormemente intentando descifrar el cielo cada vez que salía de excursión con un grupo de montaña, hasta que años más tarde encontré el éxtasis contemplando los cielos nocturnos en la Sierra de Guara, en el pre-Pirineo aragonés, y en la isla de La Palma, dos de los lugares más impresionantes que conozco. Si no habéis estado nunca, no sabéis lo que os perdéis.

La vida quiso que en lugar de dedicarme a las ciencias eligiera el camino de las letras, con lo que la idea de ser astrofísica se esfumó y me convertí en fotógrafa y periodista. Sin embargo, la afición por todo lo relacionado con el universo sigue latente, atenta siempre a todo eclipse o fenómeno astronómico que se produzca.

Hace poco más de cinco años, quiso la fortuna que empezara a trabajar como directora de fotografía en la revista Descobrir Catalunya, una de las publicaciones de geografía y viajes más serias y de mayor calidad que se editan en el país. En mi empeño por publicar las mejores fotos y reportajes fotográficos de los mejores fotógrafos, propuse a la dirección de la revista crear una sección de astronomía que fuera lo más divulgativa y atractiva posible. Conocía a grandes fotógrafos especializados en astrofotografía y mi objetivo era dar a conocer una obra poco conocida y con escasa difusión en los medios de comunicación. Mi director aceptó y allí surgió la oportunidad de unir profesión y afición:

Lluvia de estrellas. Foto: Fred Fruenjes.


Eclipse de luna. Foto: Juan Carlos Casado.

Menorca bajo las estrellas. Reportaje fotográfico de Manel Soria.

Circunpolar. Foto: Juan Carlos Casado.
Manchas solares. Foto: Eduardo García.
La luz zodiacal. Foto: Manel Soria.

Todo este rodeo viene a cuento para explicaros que hace unas semanas, el astrofísico norteamericano Robert Nemiroff, fundador y editor de APOD (Astronomy Picture of the Day, la prestigiosa web de la NASA que diariamente ofrece una imagen astronómica comentada por científicos astrónomos), me propuso que creara en Facebook la página de APOD en español bajo mi criterio de editora gráfica, cosa que como podéis imaginar me llenó de entusiasmo y en la que he estado trabajando en los últimos días con la ayuda de Robert y su equipo (de ahí que este post hoy lo escriba en castellano). La nueva página se llama Universo y hoy es su estreno oficial, tal y como viene anunciado en la web de APOD.

En Universo cada día encontraréis la foto del día (el apod, como se conoce popularmente) y una cuidada selección de imágenes escogidas por mí procedentes de Asterisk*, un foro creado también por Nemiroff, en donde los aficionados a la astronomía debaten y cuelgan sus fotos. El objetivo es que Universo contribuya a la difusión y divulgación de los misterios del cosmos a través de las mejores imágenes comentadas por científicos astrónomos, igual que he hecho y seguiré haciendo en el Descobrir. Por cierto, que en el próximo número de la revista, el de julio, vamos a publicar unas Mirades muy astronómicas de Manel Soria que no dudo que os van a encantar.

Espero que la nueva página de APOD en Facebook os despierte la misma afición, curiosidad y ánsias de saber que a mí. Y si os gusta hacer fotos del cielo, probad de enviarlas a Asterisk* Quién sabe si algún día alguna se convierte en un apod!

8 d’abr. 2012

Un canvi de look per Enfocant

Enfocant lluïa així de fosc en la seva anterior etapa.

Li feia falta. Fa quatre anys que Enfocant existeix i ja li tocava un nou pentinat, així que he passat per la perruqueria Blogger in Draft (literalment Blogger en esborrany), i li he fet un canvi de look més modern i lluminós.

Pels que no el conegueu, Blogger in Draft és una versió de Blogger que permet provar noves funcions i eines al nostre bloc i, abans d'aplicar-les, veure si hi funcionen i com quedarien. A Blogger in Draft trobem des de dissenys dinàmics a plantilles estàtiques que poden tenir dues i tres columnes (segons ens convingui) i imatges de fons classificades per temes (natura, textures, art, hobbies, negocis...), etc. El sistema permet modificar i previsualitzar l'amplada de les columnes, els colors i mides de les fonts tipogràfiques, el color del marc de les fotos... I moltes funcions més que permeten tunejar el nostre bloc i donar-li una aparença més personal o professional en molt poc temps.

Blogger in Draft permet triar un fons temàtic pel nostre bloc.

Per provar Blogger in Draft només cal anar a http://draft.blogger.com/ i entrar al sistema. Un cop decidits i aplicats els canvis en el disseny, aquests no afecten els articles, comentaris i continguts del bloc (excepte en el cas de les plantilles dinàmiques, que encara estan en procés de desenvolupament). Només hi canvia l'aparença. Per veure tot el que està actualment disponible a Blogger in Draft, podeu visitar el bloc http://bloggerindraft.blogspot.com/

No sé què en pensareu, però jo estic la mar de contenta. Crec que el bloc ha quedat més net i llegible, més guapo. O no?

27 de març 2012

Fotonature 2012, National Geographic, los editores gráficos, el último mohicano y el plus de calidad

Todos los ponentes del Fotonature 2012 al completo: empezando por arriba a la izquierda, Rafa Pérez, Javier Selva, Siqui Sánchez, Manel Soria, Tino Soriano, Todd James, Jane Menyawi, Rafael López-Monné y Hugo Rodríguez. Foto: Maria Rosa Vila.

Uno de los grandes alicientes que tienen los festivales y eventos fotográficos similares es el de que cualquiera puede acceder a los ponentes, charlar con ellos y hacerles preguntas. El Fotonature de La Palma no ha sido una excepción, sino todo lo contrario. Durante su celebración este fin de semana pasado -en el que hubo llenazo, qué bien-, los asistentes tuvimos la oportunidad de codearnos con ellos. Cierto es que, en mi caso, he podido hablar con todos durante los seis días que he pasado en La Palma ya que me enchufaron (una de las pocas ventajas de ser la editora gráfica del Descobrir, debo reconocerlo). Como a la mayoría les conozco desde hace años, Tino Soriano y Anna Oliver -directores del Fotonature- tuvieron la amabilidad de integrarme en el grupo de ponentes para que pudiera estar con ellos todo el tiempo. Por eso, desde aquí, quiero expresarles mi más sincero agradecimiento.

Además de Rafa Pérez (El Fotógrafo Viajero), Hugo Rodríguez, Manel Soria (Frikosal), Rafael López-Monné y Javier Selva, el Fotonature de este año trajo directamente de Estados Unidos a dos editores gráficos de National Geographic, Jane Menyawi y Todd James, que resultaron ser dos personas de lo más cercanas y accesibles. Teniendo en cuenta que una a veces se siente como el último mohicano de la edición gráfica de este país, os podéis imaginar las ganas que tenía de intercambiar impresiones con colegas que trabajan en una de las publicaciones más prestigiosas del mundo y uno de los referentes del Descobrir.

Las intervenciones de Jane Menyawi y Todd James necesitaron de la colaboración de un traductor. Foto: Maria Rosa Vila.

Y claro, cuando empezamos a hablar, las comparaciones fueron inevitables y odiosas. Sólo para empezar diré que actualmente y a pesar de la crisis, en National Geographic trabajan 10 editores gráficos. ¡10! Además, todos tienen un ayudante que comparten de dos en dos. O sea, que en total son 5 ayudantes para 10 editores.

En cuanto a los reportajes, los del National siguen haciendo las cosas a lo grande. Se preparan con dos años de antelación y se realizan en 8 semanas aproximadamente. Pero si el editor gráfico considera que el fotógrafo tiene que volver a hacer más fotos para concluir su reportaje, pues vuelve a enviarle, no importa si es a Shanghai, el Polo Norte o Afganistán, por citar tres ejemplos que Jane y Todd mostraron en sus respectivas ponencias.

Editan un total de 50.000 fotos por reportaje (¿os imagináis la cantidad de tiempo que tienen que invertir los editores mirando, seleccionando y descartando entre 50.000 fotos?) y trabajan codo a codo con el director de arte en el diseño de las páginas y en la elaboración del discurso visual (menos mal que en esto último, en el Descobrir lo hacemos igual), por lo que su papel en la redacción es de suma importancia, ya que tienen un gran peso en las decisiones editoriales.

Al igual que los anteriores ponentes, Todd James contestó algunas preguntas después de su ponencia. Foto: Maria Rosa Vila.

Y todo eso, ¿por qué, con qué objetivo? Todd me lo dijo muy claro: "Pues para lograr la excelencia en los contenidos y ofrecer a los lectores la máxima calidad", algo que hoy en día muy pocas editoriales y publicaciones entienden. En un mundo en el que los editores gráficos nos hemos convertido en una "especie en vías de extinción", en palabras de Todd, National Geographic se resiste a prescindir de ellos para garantizar el plus de calidad de sus reportajes e imágenes. ¿Es eso rentable? Parece que si. Pese a la ligera caída en el quiosco en Estados Unidos y el fracaso de la web, según reconoció Todd, las ediciones internacionales de National Geographic han aumentado las ventas y han sumado 100.000 nuevos suscriptores a la versión para Ipad, cifra que prevén que se incremente en 100.000 más en los próximos meses. Lo cual certifica que la calidad es la mejor arma para que una publicación sobreviva al tsunami de la crisis. ¿Se enterarán de una vez las editoriales y los medios de este país?

A Tino y a Anna, enhorabuena por el éxito de la tercera edición del Fotonature. Doy fe de que es un evento fotográfico de primera, que espero que dure muchos años. Y a los amigos de La Palma, gracias por todo y un fuerte abrazo. Este post lo he redactado en castellano en atención a vosotros.

18 de març 2012

Klout, una eina útil per mesurar la nostra influència o el nostre ego?


Tots els que tingueu un compte de Facebook, Twitter, Linkedin, Google+, bloc, etc. probablement haureu sentit parlar de Klout, la nova eina de moda que porta de cap a tots els que d'una manera o una altra volem saber quin impacte tenen els nostres missatges a Internet. Pels qui no el conegueu, Klout és un servei gratuït que mesura la nostra rellevància, popularitat i capacitat d'influència a les xarxes socials.

Com funciona? Per començar, l'usuari s'ha d'identificar a la pàgina de Klout i connectar-la als seus comptes de Twitter, Facebook i Google+, donant a Klout permisos per conèixer la seva activitat en aquests mitjans socials. Després d'un primer anàlisi, es poden afegir altres xarxes com Linkedin (que s'utilitza per contactes professionals), YouTube (on s'analitza l'audiència, amics i gent que vota els vídeos) o diversos sistemes de blocs: WordPress, Blogger i Tumblr. Els comptes d'Instagram i FourSquare, si és que en teniu, també s'hi poden agregar.

Passats uns minuts, Klout proporciona ja les primeres dades, la principal, l'anomenada puntuació Klout, que és un valor global de 0 a 100. Si es consulta després de diversos dies, es poden veure gràfiques amb l'evolució d'aquesta xifra al llarg del temps. El sistema analitza els temes en què l'usuari és expert (sobre què escriu i és reconegut pels altres com 'expert') i mostra també sobre quins usuaris exerceix més influència, probablement perquè voten o retuitegen el material que comparteix.

Gràcies a que Klout ha aconseguit unificar els valors de més d'una desena d'eines veritablement rellevants, s'està guanyant a pols un lloc destacat en les nostres vides virtuals. Si fins fa no res la pregunta de moda era "quants followers tens?", ara és "quin és el teu Klout?".

Però, és Klout realment un índex objectiu per mesurar la nostrar influència? O és més una mesura d'ego social, fins i tot un joc, si tenim en compte que guanyar punts al Klout és possible realitzant unes quantes accions per millorar el nostre índex?

Objectivament, Klout calcula la nostra rellevància analitzant 35 variables que divideix en 3 categories. La fórmula que utilitzen els desenvolupadors, però, no la sabem ni està per enlloc. Les seves explicacions semblen rigoroses i coherents, però si he de ser sincera, tinc la impressió de què només hi ha una raó per la qual Klout ha arribat a ser tan popular: el nostre ego i la necessitat d'alimentar-lo. Ja no en tenim prou en saber el número de seguidors que tenim al Facebook. Ara necessitem veure constantment si el nostre Klout ha pujat un número més o no, i comparar-lo amb el dels nostres contactes.

El dia que vaig entrar a veure el meu per primera vegada, el Paco Elvira -que cada dia alimenta el seu bloc-, tenia un Klout 63, i una servidora -que fins fa ben poc va tenir el seu bloc quatre mesos mort d'inanició-, també. Per què passa això? No ho sé, però intueixo que perquè entre tots ens retroalimentem. Des que ho vaig comentar a la feina, la tonteria del Klout va córrer com la pólvora entre els meus companys, amb mi al capdavant, of course, i tots vam començar a regalar-nos punts els uns als altres. Ara ja en tinc 64, un punt per damunt del Paco, tot un regal a la meva estupidesa. Aquesta escala numèrica deu estar pensada perquè fins i tot els més tontos ens creguem algú!

Amb tot, no crec que Klout sigui un mal servei. Si hi enllacem totes les xarxes i eines socials que utilitzem, el recull de dades que ofereix pot donar-nos una idea instantània molt interessant de quin és el nostre paper i el dels nostres contactes en les comunitats virtuals.

Així que ja ho sabeu, qui tingui curiositat per veure la seva 'puntuació Klout', només ha d'entrar-hi i satisfer-la. Qui sap si s'endurà un massatge al seu ego.